Qué son los gastos operacionales de un crédito hipotecario

Al momento de comprar una vivienda es necesario considerar el pago de los gastos operacionales, ya sea que se trate de una propiedad nueva o usada, que se adquiera al contado o a través de un crédito hipotecario.

 

A continuación, podrás conocer cada uno de los ítems que contemplan estos cobros.

 

El primero con el que te encontrarás es la TASACIÓN, un estudio que determina el valor comercial de un inmueble y es ejecutado por profesionales especializados en estos trámites, usualmente arquitectos y constructores civiles. Si pides un hipotecario, la institución financiera lo utilizará para otorgarte el monto correspondiente y si pagas en forma particular, te permitirá asegurar un precio de venta apropiado (pero no es obligatorio).

 

Luego tienes que solicitar el ESTUDIO DE TÍTULOS, que es un análisis de los títulos de dominio de la propiedad, que te permiten conocer su estado legal y que no tenga prohibición de ser traspasada. Una vez comprobado esto y establecidas las condiciones comerciales, se debe realizar el BORRADOR DE ESCRITURA de compraventa, mutuo hipotecario o hipoteca, que se envía a la NOTARÍA para la preparación de la escritura final y la entrega de las copias del contrato.

 

Posteriormente se debe pagar el IMPUESTO AL MUTUO (Timbres y Estampillas) pero sólo si hay un crédito hipotecario de por medio. Y finalmente se hace la inscripción en el CONSERVADOR DE BIENES RAÍCES, que contempla la inscripción del dominio, la hipoteca y las prohibiciones que tendrá la propiedad.

 

En el caso de un crédito debes considerar que los bancos dan facilidades para cancelar estos gastos operacionales y que en algunos de ellos hay un paso previo a todas las gestiones mencionadas, que es la recolección de antecedentes (que no todas las entidades cobran).

Medidas para prevenir incendios en tu hogar

Muchos y sencillos son los resguardos que podemos tomar para evitar incendios, ya que usualmente se producen por descuidos o por la mala utilización de estufas y aparatos eléctricos.

 

Lo primero es tener un extintor mayor a 5 K. en un lugar de fácil y rápido acceso, con una renovación periódica de su carga según lo indique el envase. Es fundamental que todo el grupo familiar y las personas que circulan en el hogar – asesora, jardinero, niñera, algún amigo, etc – estén enteradas del sitio donde se guarda y de cómo emplearlo.

 

En relación a las estufas, los cuidados pasan por el tipo de combustible. Si se trata de parafina, debes dejar el bidón e instalar la estufa lejos de elementos inflamables. Si empleas gas debes estar atento a eventuales fugas y hacer las mantenciones correspondientes.

 

Con respecto a los artefactos eléctricos, debes asegurarte que los cables estén en buenas condiciones y que los equipos de mayor consumo – lavadoras, estufas, etc. – se conecten en los enchufes apropiados y nunca a través de adaptadores. También es clave revisar la instalación eléctrica en forma permanente para controlar si está en buen estado y reparar lo que sea necesario. Asimismo, hay que evitar sobrecargarla; por lo general, no usamos todos los dispositivos al mismo tiempo, pero hay ocasiones en que tenemos muchos funcionando en forma simultánea y se excede la capacidad del sistema, los interruptores del cuadro eléctrico saltan y se corta la corriente. En este caso hay que buscar el punto donde se produjo el problema y desenchufar el aparato antes de volver a dar la luz.3

El nuevo impulso del sector inmobiliario

Después de cuatro años con un crecimiento prácticamente en 0, este 2018
el área de la construcción cerraría en diciembre con un alza de un 4% anual
y se espera que para el próximo año esta cifra aumente a un 4,6% anual, de
acuerdo a información entregada por la Cámara Chilena de la Construcción.
El repunte de este año se debe principalmente a la generación de
proyectos de pequeña y mediana escala.

Específicamente en el subsector de Vivienda, el crecimiento anual se
estima en un 4,1% al cierre de este año y para el 2019 se espera que
aumente llegando a un 4,6% anual. Acá entran en juego dos tipos de
inversión, la inversión en vivienda subsidiada que cerraría a fin de mes con
una caída anual de 2% pero que tendría un incremento importante el 2019
hasta alcanzar un crecimiento anual de 5,7%. El caso de las inversiones en
vivienda privada es muy auspicioso, pues al cierre del 2018 tendría un alza
de 5,7% anual, mientras que para el próximo año llegaría a un 4,3% anual.
La causa de estos registros son el acceso menos restrictivo a los créditos
hipotecarios.

https://www.df.cl/noticias/empresas/infraestructura-inmobiliaria/cchc-preve-buen-cierre-de-ano-en-inversion-en-construccion-luego-de/2018-11-28/112615.html

Lo que debes saber de la tasación inmobiliaria

La tasación es un informe clave al momento de comprar una vivienda, pues
entrega su valor comercial, lo que te permite saber si te están cobrando un
precio razonable por él. Si vas a pagar tú mismo la propiedad, debes tener
en consideración que, aun cuando los tasadores son usualmente
arquitectos y constructores civiles (los únicos profesionales que están
avalados por organizaciones financieras), cualquier persona puede serlo,
por lo tanto, se sugiere verificar que cuente al menos con un diplomado
con el respaldo de una universidad para que asegures un análisis serio. Si
decides costear esta adquisición a través de un crédito hipotecario, será la
misma institución prestamista la que solicite el estudio; lo importante que
debes saber en este caso es que tú tienes el derecho a elegir con quién se
realizará este trámite dentro del listado de opciones que te den.

La valoración se basa sobre las características del inmueble y examina una
serie de datos objetivos. Se toman en cuenta factores externos como el
grado de urbanización, el equipamiento comunitario (comercio,
movilización, servicios de salud, esparcimiento, establecimientos
educacionales, etc.), la accesibilidad, el desarrollo sectorial, la oferta y la
demanda en la zona, la densidad de construcción y la clasificación social
(nivel socioeconómico); también se contemplan aspectos internos como la
topografía, la geometría (si es un sitio regular o irregular), la inundabilidad,
el drenaje del sitio y la aptitud de suelo de fundaciones.

Fuente: http://www.bienesnacionales.cl/wp-content/uploads/2011/05/ManualTasaciones.pdf y entrevista a tasador.

No sólo los bancos ofrecen créditos hipotecarios

Para pedir un préstamo acostumbramos a ir al banco, pero existen otras alternativas: las cooperativas de ahorro y crédito, y las administradoras de mutuos (entre ellas, las cajas de compensación). En ellas también hay que costear los seguros obligatorios y los gastos operacionales como impuestos por timbres y estampillas, documentos notariales, tasación, etc.; pues se trata de trámites básicos de toda operación de compra de un inmueble. Asimismo, hay que definir si la tasa será fija, variable o mixta, y a cuántos años se solicitará el crédito.

 

Hasta aquí puede parecer que no hay diferencia entre las entidades bancarias y no bancarias, pero sí las hay. En algunas cooperativas y administradoras se piden menos requisitos para los futuros deudores, y puede haber distinciones en los gastos operacionales y en las tasas de interés. Cabe destacar que las cooperativas son una buena alternativa para sus socios que no tienen acceso ni a cajas ni a bancos, y las cajas sólo otorgan créditos a sus afiliados vigentes.

 

En definitiva, si quieres comprar una propiedad, cotiza en todas estas instituciones e investiga cómo incorporarte a ellas si es necesario; sólo te ocupará un poco de tiempo y te ayudará a encontrar la opción que mejor se adapte a tu realidad.