Crea tu propio jardín zen miniatura

Ideales para el interior, los jardines zen dan toques naturales a la decoración del hogar y brindan una atmósfera de relajo y serenidad, ¡perfecto para estos tiempos tan agitados! Son fáciles de implementar, económicos y los puedes colocar donde quieras, en un estar, dormitorio, living, oficina, etc.

 

Necesitarás una caja, arena (tierra o grava), piedras pequeñas (de distinto tamaño), un mini rastrillo (también puede ser un tenedor o una peineta), plantas ornamentales pequeñas, y figuras y otros elementos como un buda, velas, inciensos, faroles, etc. También puedes colocar por detrás de tu jardín un cuadro con un diseño en tonos relajantes, o con una figura o un paisaje que te transmita paz. Otra alternativa es instalar una cinta con luces LED para darle una iluminación especial.

 

Los jardines zen se caracterizan por su sencillez, así que utiliza la cantidad de elementos precisos sin ostentación. Pon en la caja la arena suficiente como para dejar una capa pareja. Incorpora las piedras según tu gusto, puedes hacer un caminito con ellas o agruparlas en un sector; con el rastrillo dibuja formas en la arena, ondas o círculos, y agrega las figuras, las plantas y los otros adornos.

 

Ahora sólo te queda tomarte unos minutos al día para sentarte junto a tu jardín zen y disfrutar de unos momentos de tranquilidad. Si puedes poner una música de meditación de fondo, tanto mejor.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *