¿Ruidos molestos? Acá te decimos cómo enfrentarlos

La emisión de sonidos fuertes es un tema delicado en los condominios de casas y edificios, ya que causa incomodidad y desagrado – en particular en las horas de descanso – entre personas que se ven o se cruzan regularmente, lo que puede desencadenar problemas de convivencia y muchas veces altercados graves. De vez en cuando se pueden aceptar fiestas, por ejemplo, pero si se repiten todos los fines de semanas, la disposición cambia.

 

Para proteger a las comunidades, la Ley de Copropiedad Inmobiliaria indica que los copropietarios, arrendatarios u ocupantes de las casas o departamentos no deben perturbar a sus vecinos con ruidos en las horas que se destinan al descanso (de acuerdo al Decreto 38 del Ministerio de Medio Ambiente, entre las 21 y las 7 horas). Además, las municipalidades cuentan con ordenanzas propias para regular la contaminación acústica; como son distintas en cada comuna te sugerimos hacer las consultas respectivas en tu municipio.

 

Las denuncias por ruidos molestos se pueden realizar dentro de los próximos tres meses de ocurrido el incidente en los juzgados de Policía Local. Las multas van entre una y tres UTM, pudiendo el tribunal doblar el monto si hay reincidencia en los seis meses siguientes. Es importante tener en consideración que el infractor y el dueño del inmueble son responsables solidarios.

 

Antes de llegar a instancias judiciales también se puede acudir al vecino en cuestión y conversar directamente con él, de manera de resolver la situación de manera pacífica, incluso sin multas de por medio. Otras alternativas son el administrador y el Comité de Administración del edificio, y una denuncia ante Carabineros.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *