Cómo prevenir los efectos de la humedad

Los principales motivos por los que se originan problemas de humedad en las viviendas son por filtración y por condensación. Si no hay un tratamiento rápido de la situación, ambos casos derivan en la aparición de hongos, ácaros y microorganismos que dañan la estructura del inmueble y la salud de los residentes, ya que, respirar las esporas, puede provocar reacciones alérgicas, asma, complicaciones respiratorias y dolores de cabeza.

 

La humedad por filtración se da por causas puntuales como el ingreso de lluvia al hogar o la rotura de tuberías, por lo que puede producirse en cualquier lugar de la vivienda. Los daños deben ser reparados a través de una limpieza profunda con agua y lejía, y luego la aplicación de pintura, ojalá con un componente aislante.

 

La condensación se genera cuando la temperatura del interior hogar es mayor que la del exterior; se ve con facilidad en las ventanas mojadas, en especial durante el otoño y el invierno. Una de las formas de prevenirla es la ventilación diaria y, si la situación es muy crítica, se recomienda poner un aislante.

 

Los baños y las cocinas son los lugares donde se presenta con mayor frecuencia la humedad por condensación, debido al vapor de las duchas con agua caliente y de la preparación de los alimentos y bebidas calientes. Además de abrir ventanas para airear es importante utilizar productos desinfectantes (antihongos, antimoho) para limpiar permanentemente techos, paredes y entre medio de los azulejos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *