Tips para encontrar el departamento ideal como inversión

Comprar una vivienda como inversión es una muy buena opción para asegurar un ingreso adicional en el futuro. La propiedad “se paga sola”, pues con el arriendo cancelas las cuotas del crédito hipotecario y una vez que este es liquidado, la renta ingresa directa y completamente a tu bolsillo.

 

Elegir un inmueble con estos fines es muy distinto a que si fuera para vivir en él. Debes asegurar que tenga una alta demanda de arriendo y para eso hay aspectos clave a considerar como el valor, el tamaño y la ubicación. Bajo esta mirada, todo apunta a un departamento pequeño cerca de la locomoción pública, de establecimientos educacionales y de servicios (no pueden faltar en las cercanías supermercados y/o almacenes de barrio).

 

Para la mayoría de los arrendatarios el hogar alquilado es sólo de transición mientras buscan afirmarse económicamente o su situación personal no amerite más espacio; por ende, se da mucho en jóvenes profesionales o estudiantes universitarios, solteros o separados, y parejas jóvenes sin hijos o con sólo un hijo. Para todos ellos, las características de localización especificadas son relevantes.

 

Las ventajas de un inmueble de esas características es que es más barato; algo también conveniente para el arrendatario, ya que la mensualidad y los gastos comunes son menores. Además, para ti los costos de mantención serán más económicos al igual que las contribuciones, lo que es muy importante y muchos inversionistas no toman en cuenta. Y si tu presupuesto es alto puedes comprar dos departamentos en vez de uno.

 

Por último, si en algún momento te ves en la necesidad de vender el bien raíz, de seguro será una transacción rápida por tratarse de una vivienda de un valor asequible para muchas personas.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *