Cómo lograr que tus cortinas se vean siempre como nuevas

Las cortinas juegan un papel protagónico en el hogar, ya que protegen la intimidad, y decoran y visten una habitación. Al cubrir las ventanas, cuando estas se abren, quedan expuestas de manera importante a la suciedad. Para cuidarlas del paso natural del tiempo y mantenerlas limpias sin deteriorarlas te damos algunos consejos.

 

Partamos con la instalación. Fíjate que se haga con un sistema que permita retirarlas sin mayor complejidad para que puedas descolgarlas con facilidad y el proceso de lavado (que debería ser al menos trimestral) no se convierta en un trabajo cuesta arriba. Por lo general, los géneros son algodón, poliéster y nylon, así que no hay problemas con meterlos a la lavadora, sólo debes usar un programa para ropa delicada con agua fría y un detergente suave. OJO si son 100% de algodón, es mejor llevarlas a la tintorería, porque se pueden encoger. Evita la secadora, ya que las telas se arrugan mucho; es preferible el secado natural, sólo preocúpate que no les llegue el sol directo.

 

Si las cortinas tienen manchas puntuales, aplica un producto especial para manchas y frótalas con un cepillo pequeño, no abrasivo; por ejemplo, con un cepillo de dientes suave. Y para limpiarlas en forma cotidiana, retira el polvo con un plumero o con el cepillo de la aspiradora al menos una vez a la semana.

 

En relación a su manipulación, utiliza el sistema de accionamiento para abrirlas y cerrarlas, ya sea corriéndolas con el palo o recogiendo los cordones; nunca las tires o fuerces. No las presiones con muebles, deja un espacio para que no se aprieten, arruguen y maltraten. Cuando limpies los vidrios, déjalas bien recogidas para que no entren en contacto con el líquido limpiador o jabón.

 

Siguiendo estas recomendaciones, de seguro alargarás la vida útil de tus cortinas.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *