Conserva también a punto tus alfombras sobrepuestas

Ahora que ya sabes cómo mantener de manera adecuada tus alfombras muro a muro, te daremos algunos consejos sobre cómo cuidar las sobrepuestas.

 

Aspíralas todos los días si tienes mascotas o hijos, o si por tu casa entran y salen muchas personas; de no ser así puedes hacerlo cada dos o tres días. La novedad, limpia bien los bordes, son lugares que, por lo general, quedan en el olvido y se van poniendo negros con el tiempo; tampoco olvides aspirarlas por el reverso, ideal una vez al mes. Y precisamente por la parte posterior coloca tela antideslizante para que no te resbales, y para que protejas la alfombra del desgaste y el piso de eventuales derrames de líquido.

 

Trata que no les llegue luz solar directa, porque los colores se destiñen y el tejido se adelgaza. Y si un lado es más transitado que otro, rótalas cada cierto tiempo, puede ser en forma trimestral o semestral.

 

Al igual que en el caso de las alfombras muro a muro, busca a alguien que haga una limpieza profunda y desinfección una vez al año. Como las sobrepuestas se pueden retirar, el trámite es más sencillo, puedes tomarlas y llevárselas a alguien que simplemente cuente con los productos especializados.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *